Soto de la Marina 942 57 95 50 | Solares 942 52 20 30 info@clinicadentalaurorauribarri.es

Ronquido y Apnea del sueño infantil

El ronquido es un síntoma frecuente en la población infantil, alrededor de 1 de cada 10 niños ronca habitualmente, la importancia del ronquido en los niños roncadores, radica en que se trata del principal síntoma de alguno de los trastornos relacionados con el sueño.
El síndrome de apnea hipo-apnea obstructiva del sueño (SAHOS) infantil, es una patología frecuente que puede ocasionar complicaciones importantes si no se diagnostica y se trata adecuadamente. La presentación clínica en niños es distinta que en adultos, ya que la somnolencia se manifiesta de forma paradójica, normalmente con alteraciones de la conducta y emocionales.
El SAHOS infantil se asocia a trastornos cognitivos cardiovasculares, alteraciones endocrinológicas y metabólicas. La incidencia se sitúa entre los dos y los seis años y disminuye progresivamente a partir de esa edad.
Se ha observado una asociación significativa entre el ronquido y el asma o tos nocturna, así como que los niños roncadores presentan sensibilización a los neumoalérgenos con mayor frecuencia que el resto.
El ronquido es un sonido vibratorio que se produce en las vías aéreas superiores, normalmente en la fase inspiratoria de la respiración y casi siempre durante el sueño, se debe a la vibración de la úvula y del paladar blando. El ronquido se asocia a cambios en el calibre de las vías respiratorias superiores que aumentan la resistencia y reducen el flujo del aire.
Los dentistas capacitados y preparados en medicina dental del sueño, somos capaces de realizar un diagnóstico precoz de esta patología tan importante en edades muy tempranas, pudiendo asesorar a los padres y derivar tempranamente al otorrino, llegando a evitar de esta manera las consecuencias tan severas para los niños y darle el seguimiento oportuno odontológico que corregirá aquellos hábitos como: la respiración bucal y las alteraciones en la oclusión derivadas de dicho problema respiratorio.
El ronquido puede ser débil o fuerte, continuo o intermitente. El SAHOS importante puede cursar sin ronquidos o sólo con ruido de tonalidad alta, como gruñidos durante el sueño.
El ronquido primario o benigno RP del niño se caracteriza por la presencia de ronquidos durante el sueño, no acompañados de apnea, hipoventilación, hipoxemia e hipercapnia, sinónimo de este término es ronquido simple, ronquido benigno o ronquido sin apnea.
Entre un 10% y un 30% de los niños que roncan padecen SAHOS, se diferencian dos pautas: apnea obstructiva e hipoapnea obstructiva.

APNEA OBSTRUCTIVA
Ausencia total del flujo respiratorio nasobucal, durante al menos dos ciclos de la respiración, asociada a esfuerzos toracoabdominales, cuando se trata de niños mayores durante 6 segundos; o 1,5 a 2 ciclos respiratorios en los niños más pequeños.

HIPOAPNEA OBSTRUCTIVA
Obstrucción parcial del flujo respiratorio, que representa una reducción mayor del 50% y que se acompaña de hipoxemia o de un despertar electroencefalográfico (arousal).
La patología obstructiva del sueño en el niño, se debe fundamentalmente a un problema mecánico, se trata de un desequilibrio entre los mecanismos de apertura y de colapso de las vías superiores durante el sueño, puede deberse a alteraciones anatómicas y/o de la distensibilidad o bien a problemas neurológicos.
Durante el sueño las vías respiratorias del niño son más resistentes al colapso que en el adulto, por tanto es posible que en los niños tenga un patrón diferente de activación de las vías respiratorias superiores. En la actualidad se considera que el SAHOS es la primera causa de comorbilidad cardiovascular y de disfunción cognitiva en niños, alteraciones de conducta, enuresis y depresión.

MECANISMO DE OBSTRUCCIÓN DE LA VÍA RESPIRATORIA SUPERIOR
Localización anatómica
– Síndrome de colapso de narinas.
– Obstrucción nasal
– Malformaciones craneofaciales
– Hipertrofia adenaamigdalina
– Alteración del control neurológico.
– Hipoventilación central congénita.
– Infecciones respiratorias
– Disfunción muscular
– Parálisis cerebral.
– Poliomielitis.

Otros mecanismos
– Inflamación de la vía aérea.
– Falta de sueño
– Carencia de inmunoglobulinas.
– Alergia.

SÍNTOMAS NOCTURNOS DEL SÍNDROME APNEA E HIPOAPNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO EN NIÑOS.
Ronquido, respiración oral, aumento del esfuerzo respiratorio durante el sueño, apneas, sueño intranquilo, posturas extrañas durante el sueño, sudoración profusa, eneuresis nocturna, pesadillas, bruxismo, sonambulismo, terrores nocturnos, frecuentes microdespertares, hiperextensión cervical.

SÍNTOMAS DIURNOS DEL SÍNDROME DE APNEA E HIPOAPNEAS OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO EN NIÑOS.
Asintomáticos, exploración física normal, al despertar sequedad de boca, irritabilidad, desorientación o confusión, sensación de aturdimiento o cefalea.
Respiración oral, alteraciones del lenguaje, deglución atípica, halitosis, no hay somnolencia diurna, comportamiento hiperactivo, déficit de atención, voz nasal, trastornos del carácter y la personalidad, bajo rendimiento escolar , disminución de 10/11 puntos del coeficiente intelectual, otitis adenoiditas, rinorrea crónica, disfagia, retraso en peso y talla, hipertensión pulmonar, muerte súbita (menos frecuente).

EL NIÑO RONCADOR – NIÑO ENFERMO
La complicación del ronquido y el SAHOS infantil pueden ser:
– Tan leves como el roncar.
– Tan sutiles como alteraciones en el comportamiento
– Tan graves como la falta de crecimiento
– Tan amenazantes como el desarrollo del cor pulmonale (hipertensión pulmoral).
– Tan dramáticas como la muerte súbita.

DIAGNÓSTICO
Realizaremos un diagnostico bifuncional con nuestras historias clínicas, que nos permitiría situar el nivel de obstrucción, codificaremos de una escala del 1 al 5. Una vez diagnosticada la obstrucción, enviaremos a la unidad de pediatría o bien al servicio de otorrino para el tratamiento quirúrgico o para realizar una valoración adicional a la unidad de medicina del sueño.