Soto de la Marina 942 57 95 50 | Solares 942 52 20 30 info@clinicadentalaurorauribarri.es

Tratamiento del ronquido y la apnea

El tratamiento médico contempla, en primer lugar en ambos casos, el control de medidas generales como son:
– La higiene del sueño: La privación del sueño reduce el tono muscular e incrementa la colapsabilidad de las vías respiratorias superiores.

– La obesidad: Es evidente que un porcentaje de pacientes con ronquido y SAHS son obesos, en tales casos la reducción del peso conlleva a una mejoría.

– El Alcohol: El consumo de alcohol, precipita y/o agrava un SAHS previamente existente. Así mismo, los pacientes con ronquido debido a la depresión de la actividad de la musculatura dilatadora faríngea, es aconsejable se abstengan de consumir alcohol.

– El Tabaco: Los fumadores, tienen mayor riesgo de desarrollar roncopatía, habiéndose observado que ésta, puede disminuir tras reducir el consumo de tabaco. Por ello, el abandono del tabaco, debe ser una medida de aplicación general en estos pacientes, teniendo por otra parte, en cuenta, la probable ganancia de peso secundaria que se ha de intentar evitar.

– Ciertos fármacos hipnóticos:(inductores del sueño) disminuyen la respuesta ventilatoria a la hipoxia (falta de oxígeno) y la hipercapnia (aumento del CO2).
La prevalencia de SAHS en personas con hipotiroidismo es más elevada que en la población general.

– La posición corporal : Algunos pacientes solo presentan el SAHS al adoptar la posición decúbito supino y, en general todos los pacientes afectados, ven agravado su estado en ésa posición, por lo que es mejor evitarla (evidentemente en pacientes roncadores ocurre lo mismo). Para evitar la posición de decúbito supino, se pueden utilizar recursos como indicar al paciente que se coloque una pelota de tenis sujeta a la espalda con una camiseta, o elevar la posición de la cabecera de la cama unos treinta grados.

– Tratamiento farmacológico: Se han probado más de cien medicamentos con resultados más bien escasos y por el momento no es una alternativa eficaz.

TRATAMIENTO DEL SAHS MEDIANTE PRESIÓN POSITIVA CONTINUA CPAP
Usado en los casos severos (mayor de treinta apneas a la hora). Consiste en una máquina que dispensa aire con presión positiva, penetrando en las vías respiratorias superiores impidiendo su colapso, tanto en las apneas, como en las hipoapneas, durante el sueño, estabilizándolas y aumentando el calibre. Esta técnica, hace remitir los síntomas del SAHS y atenúa o elimina la excesiva somnolencia diurna, permitiendo recuperar variables cognitivas como por ejemplo la concentración y, en general, mejorar la calidad de vida.
La CPAP no es un tratamiento curativo, lo que implica que su aplicación debe ser continuada. Por ello es importante insistir en la necesidad de que el paciente cumpla adecuadamente la continuidad en la aplicación.

EFECTOS SECUNDARIOS DEL TRATAMIENTO CPAP
– Obstrucción nasal
– Congestión nasal
– Irritación cutánea
– Sequedad faríngea
– Molestias derivadas del ruido
– Conjuntivitis en general
– Cefaleas
– Sangrado por la nariz (no es frecuente) por la sequedad nasal.
– Efectos del frío
– Insomnio
– Aerofagia (por deglución de aire cuando el paciente no está bien adaptado).
Existe plena unanimidad en cuanto a la aplicación de la CPAP en pacientes con SAHS grave, con sintomatología florida y /o patologías concurrentes.

DISPOSITIVOS DE AVANCE MANDIBULAR (DAM), SISTEMA BIOFUNCIONAL FLORES

Existen diferentes clasificaciones de dispositivos de avance mandibular, en función de diferentes parámetros, según el material y técnicas de confección, existiendo cerca de 400 modelos diferentes. Los DAM logran mantener la mandíbula fija, haciendo que la base de la lengua choque contra la cavidad oral, contribuyendo a aumentar el calibre de la vía aérea superior.
En roncopatías y en SAHS leves (menor de 15 apneas), moderado (entre 15-30) y en aquellos casos con intolerancia a la CPAP y siempre y cuando la situación dental y periodontal lo permita, está indicado el uso de avance mandibular.
En nuestra clínica utilizaremos el tratamiento biofuncional con el aparato BIOSLEEP FLORES. Tiene como finalidad el tratamiento del ronquido y SAHOS. Para ello tenemos que diagnosticar y tratar por un lado que roncopatía y/o SAHOS presenta, y por otro lado intentar producir una dilatación multidimensional, para ello usaremos dos aparatos conjuntamente un estimulador nasal y el BIOSLEEP FLORES.

TRATAMIENTO DEL SAHS MEDIANTE PRESIÓN POSITIVA CONTINUA CPAP

Usado en los casos severos (mayor de treinta apneas a la hora).Consiste en una máquina que dispensa aire con presión positiva, penetrando en las vías respiratorias superiores impidiendo su colapso, tanto en las apneas, como en las hipoapneas durante el sueño estabilizándolas y aumentando el calibre.Esta técnica, hace remitir los sintomas del SAHS y atenua o elimina la excesiva somnolencia diurna, permitiendo recuperarar variables cognitivas como por ejemplo la concentración y, en general mejorar la calidad de vida.

La cpap no es un tratamiento curativo, lo que implica que su aplicación debe ser continuada. Por ello es importante insistir en la necesidad de que el paciente cumpla adecuadamente la continuidad en la aplicación.

TRATAMIENTO DEL RONQUIDO Y SÍNDROME DE APNEA/HIPOPNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO EN EL NIÑO

La prevalencia del ronquido en la población infantil, aunque se describe en todas las edades, la mayor incidencia se sitúa entre los dos y los seis años, disminuyendo progresivamente a partir de esa edad. Se establece que entre un 10% y un 30% por ciento de los niños que roncan padecen SAHOS.
La patología obstructiva del niño se debe fundamentalmente a un problema mecánico. Después de la realización de un diagnóstico por parte de un dentista capacitado en medicina del sueño podremos determinar dónde está el mecanismo de obstrucción de la vía aérea y, seremos capaces de derivar al especialista adecuado e intervenir en la corrección de los hábitos que desencadenan estas patologías, como son la respiración bucal, la deglución atípica y la incompetencia labial.
En el síndrome de colapso de narinas con la codificación en grado 3-4-5, será el dentista quien intervendrá en la corrección de la respiración bucal, mediante estimuladores nasales y obturadores bucales, para posteriormente actuar sobre las consecuencias dentales derivadas de ese hábito y realizar un tratamiento ortodóntico biofuncional.
Ante una hipertrofia adenoidea, hipertrofia amigdalina, patología de la vía nasal con una codificación grado 3-4-5, el dentista enviará al niño al otorrino, para la realización de un tratamiento quirúrgico. El dentista posteriormente realizará la corrección de la respiración bucal, mediante estimuladores nasales y obturadores bucales y posterior tratamiento ortodóntico biofuncional.
Ante la presencia de alergias, el dentista enviará al niño al especialista pediátrico y posteriormente el dentista intervendrá en la corrección de la respiración bucal mediante estimuladores nasales y obturadores bucales y posterior tratamiento ortodóntico biofuncional.

Ronquido y Apnea del sueño infantil