Soto de la Marina 942 57 95 50 | Solares 942 52 20 30 info@clinicadentalaurorauribarri.es

La salud de los pequeños es fundamental en nuestra consulta y para ello insistimos y educamos en la realización de revisiones periódicas y aplicación de medidas preventivas.
La odontopediatria es la parte de odontología que se va a encargar de la prevención, diagnostico, tratamiento de la salud bucal, patologías bucales de pacientes infantiles hasta la adolescencia (0-14 años).
La primera visita por un niño a una consulta dental debe realizarse ante la aparición del primer diente de leche y, periódicamente, cada seis meses acudir a revisiones. Con ello conseguiremos educar tempranamente, como un juego, desde la más tierna infancia y desaparecer todo tipo de miedos, temores a la figura del dentista y, aprender de esta manera que acudir al odontopediatra es algo natural y necesario.
Tener una buena salud en los dientes temporales es fundamental para el desarrollo de los maxilares y futura erupción de los dientes permanentes.
Generamos hábitos de higiene oral y medidas preventivas de fluoración y sellado de fosas y fisuras que repercutirá favorablemente para el mantenimiento de los dientes para toda la vida.
Cuando los niños, de pequeños, acudan al dentista con alegría y de manera natural, cuando crezcan y sean adolescentes y adultos, habrán adquirido la educación odontológica y hábitos que harán que su salud bucal sea totalmente favorable.
Patologías frecuentes en los pacientes infantiles:
– Traumatismo
En odontopediatria, los traumatismos constituyen un motivo de urgencia. Es fundamental insistir en la rápida atención cuando ocurre un traumatismo bucodental. Hay que hacer una exploración clínica y radiológica para valorar el daño ocasionado por el golpe en los dientes, posible fractura dental o incluso avulsión completa del diente (salida del diente del alveolo fuera de la boca) para su posterior tratamiento.
– Caries dental
Las caries dental producidos por microorganismos que atacan al esmalte provocan la pérdida de sustancia dentaria y ocasionan cavidades en los dientes. Es una de las causas más habituales de la consulta infantil. En muchas ocasiones, las detectamos con una exploración bucodental pero en otras ocasiones es necesario realizar radiografías para ver caries interproximales. Es muy importante tratar las caries en dientes temporales porque va a representar una influencia completa en la salud futura de los dientes permanentes y su posición en el maxilar y futuras maloclusiones dentarias.
– Patología pulpar
Cuando los dientes presentan caries de una gran extensión, profundidad, llegan a infectar la pulpa (conocida como «nervio» del diente), teniendo que ser tratada dicha patología.
Tratamientos:
– Caries dental
La caries es un proceso infeccioso a la que varios microorganismos producen ácidos que atacan al esmalte y provocan la desmineralización del mismo formando cavidades en los dientes. Diversos factores favorecen su aparición: el pH de la saliva, higiene inadecuada, dieta, bacterias, e incluso la propia anatomía dental.
El empaste o reconstrucción consistirá en limpiar la cavidad de una caries para luego ser rellenada con un material consiguiendo así rehabilitar la anatomía para una correcta función masticatoria y estética, y conseguir un buen sellado que impida la aparición de una nueva lesión de caries.
– Tratamiento pulpar
Es muy frecuente en los niños que llegue la caries a la pulpa dentaria (el nervio) siendo dos tratamientos a realizar.
• Pulpectomia: Consiste en eliminar toda la pulpa cameral y los conductos radiculares y obturar el interior del diente
• Pulpotomía: Consiste en extirpar la pulpa inflamada que hay en el interior del diente y aplicar un medicamento en ella para fijar o momificar esta entrada al nervio y mantener el diente en boca.
– Traumatismos dentales
Es una de las patologías más frecuentes. En el caso de fracturas dentales, el tratamiento consistirá o bien en la sustitución de la parte fracturada por un empaste o bien por la reposición de la propia parte fracturada del diente.
En los casos de avulsiones dentarias, es de vital importancia acudir de manera inmediata (en los primeros 30 minutos posteriores al traumatismo) con el diente avulsionado, trasportándolo dentro de una gasa húmeda o en un recipiente con leche o agua y nunca debe ser limpiado.
Dichos dientes pueden ser reimplantados y permanecer en boca muchos años.